Desde el inicio de IRIS hemos abogado por el lema “Es nuestro planeta, hay que respetarlo”. Estamos comprometidos con evolucionar los productos y los materiales que empleamos en sus envases acorde a las necesidades del planeta, insistiendo en que nuestra empresa sea responsable y respetuosa con el medio ambiente. Es por ello por lo que hemos decidido emplear para nuestros productos, envases reciclados y reciclables creados a base de acero.

El acero es un material que posee numerosas ventajas para desarrollar nuestro objetivo de ser una empresa sostenible, ya que, se trata de un material reciclable de manera infinita sin perder sus cualidades esenciales como son la resistencia, dureza y maleabilidad, entre otras.

¡El acero que se utiliza hoy en día podría tener más de 150 años!

Para comprobar esto hicimos exhaustivas pruebas con nuestros envases para comprobar sus capacidades: control de peso, caídas, compresión, mantenimiento del producto en el interior, etc. La Unión de Empresas Siderúrgicas de España (UNESID) estima que desde 1900 se han reciclado acerca de 22.000 millones de toneladas de acero en el mundo.

Otra ventaja del acero es que todos los productos creados a partir de este material se pueden reciclar, por lo que el reciclaje de este es completo, siendo su porcentaje de reciclado de aproximadamente un 100%. Esto permite que la producción de nuevos productos a partir de otros reciclados sea cíclica. Además, con el acero reciclado puede producirse cualquier cosa.

El uso del acero como principal materia reciclable ha permitido el ahorro durante estos años de materias como mineral de hierro, agua, energía o carbón, según un informe de UNESID.

Todo esto hace que desde IRIS apostemos por emplear envases a base de acero, pues nuestro compromiso con el medio ambiente es pleno.

Comparte en:

Deja un Comentario