Así es nuestro ADN

 

Una historia familiar que empieza en 1985 en Valencia. Desde su origen ha existido una clara intención en evolucionar el producto hasta su máxima capacidad. ¿Cómo lo hacemos? Sencillo, de vuestra mano. La unión de las más altas exigencias del cliente junto con las ganas de un equipo humano abierto a la innovación.

Así somos en Iris y esto nos ha permitido consolidar un lugar especial en el mercado español y europeo.

Obsesión por

nuestro producto

Desde nuestros inicios entendimos la importancia de un servicio a media, por eso trabajamos y preparamos nuestras instalaciones para obtener productos únicos.
Esta particular visión nos permite optimizar nuestros barnices para cualquier requisito y exigencia.

Así funcionamos

 

Un buen producto requiere de una mejor distribución. Por ello, contamos con dos sedes España y Polonia que nos permiten responder a cualquier encargo de forma ágil y segura.

Estas dos sedes se complementan con una sólida red de distribución que forman parte de la familia empresarial, ofreciendo asesoramiento y servicio a todos nuestro clientes.

Iris en el Mundo

2539

Referencias en activo

23

Exportación a otros países

2020

Expandiéndonos desde 1985